19.9.07

Apología del otro lado


Las palabras, a veces, se parecen a la luna porque tienen dos caras; y sobretodo un lado oscuro que puede ser como el disco de Pink Floyd: hermoso y lleno de poesía. En ese caso me gustan, las quiero y escribo con entusiasmo, cariño y dedicación, como si les hiciera el amor. Pero también suele suceder lo contrario: que el lado oscuro de las palabras sea eso mismo: falto de luz, lleno de cráteres y frío como el otro lado de las monedas. Ahí las palabras me desagradan. Entonces me quedo callado y soy más de la fotografía o las artes plásticas. Miro las fotos blancainegras de los diarios, juego con los colores de la bufanda y dibujo con las esporas, moviéndolas de un lado a otro con la vista. De aquí para allá un caballito de Troya transparente, de allá para acá una flor con cuatro tallos y un sólo pétalo. El efímero arte de pintar con esporas...
Siempre me reconcilio con los lados oscuros y las palabras, porque tengo que decirle hola al portero y que hace un frío... porque al parecer no me alcanza con existir, también es necesario decirle al mundo, a las cosas a la gente a uno mismo. No hay caso, me hacen falta las palabras, es que soy hombre. Y los hombres hablan, así como los perros fuman y los gatos cantan por la noche, sobre los techos de las casas.







2 comentarios:

Ko* dijo...

no se... estabas en el blog de gia y me dio por entrar... que se yo... tenes una poesia con ella, me llamo la atencion... i love pink floyd, tam bien me llamo la atencion... sere muy atento! no se, vos fijate... mis besos!

O_o dijo...

Te dejo este link que era mi verdadero comentario (no esperes mucho):

http://offtype.net/image_636643896745.gif.html

¿Cómo podés ponerle tantas cosas lindas a tu blog? Yo quiero saber.
Muy lindo todo.
Saludos.

Pau.